PrincipalPrincipal » Noticias » La ingratitud reina en la tumba de Eva
La ingratitud reina en la tumba de Eva
Miercoles, 19 de Abril de 2017

La enterraron en el cementerio de Los Prados de Ventilla, a casi dos horas desde la Ceja, donde se oye fuerte el silbido del viento.

Virgilia Mamani / Página Siete. Flores secas en la tumba de Eva.
Hace ya un mes que Eva Quino falleció. La niña tenía 12 años, murió de hambre, dormida, se fue sin poder despedirse de su familia. Su velorio estuvo marcado por la soledad porque ningún pariente estuvo presente, sólo ciudadanos solidarios con ella. Desde que la sepultaron nadie fue a visitarla.

La enterraron en el cementerio de Los Prados de Ventilla, a casi dos horas desde la Ceja, donde se oye fuerte el silbido del viento. Su tumba aún no tiene una lápida que lleve su nombre y la fecha en que murió.

Álvaro Mata, quien trabaja en el lugar, dijo que "nadie” fue a visitarla. "Es triste que ni de muerta la recuerden”, dijo con un cierto tono de reproche.

Página Siete comprobó su versión al visitar el nicho de Eva, que está identificado solo con el código "D-20”. Carlos Ferreira, propietario del cementerio, donó el mismo. "Don Carlos dijo que si en un mes nadie manda hacer una lápida, él lo hará. Creo que su familia recibió ayuda, pero no se acuerdan de Eva”, insistió Álvaro mientras recorría el camposanto de Los Prados.

En el nicho hay dos ramos de flores secas de color café y nada más. Alán aceptó que no fue a visitarla ni una sola vez desde que la enterraron porque "estaba sin tiempo”. Sus padres dijeron que en cuanto tengan una oportunidad le dejarán unas flores.

Fuente : Página Siete Digital / La Paz

Capítulo Boliviano de Derechos Humanos, Democracia y Desarrollo
Av. Ecuador No. 2612 esquina Pedro Salazar, Piso 2, Sopocachi • secretaria@derechoshumanosbolivia.org • www.derechoshumanosbolivia.org
Telf. 591-2-411985 • Fax.591-2-411985 • Casilla Postal 10278 • La Paz - Bolivia